Retomo hoy el tema de la coctelería (que tenía bastante abandonado) con un cóctel que me hace particular gracia: El Long Island iced tea.

Long Island iced tea

Me gusta mucho este cóctel porque pese a su ‘inocente’ nombre (en español ‘té helado de Long Island’) y su aspecto similar al té (de ahí su nombre), se esconde una bebida que incluye los 4 principales alcoholes blancos (vodka, ginebra, tequila y ron) convirtiendo este cóctel en una auténtica bomba de relojería.

Cuenta la leyenda que fue inventado en la década de los ’20 como una forma de confundir en los tiempos de la ley seca y también que era la bebida favorita de las mujeres en los ’50 que la pedían para disimular en una época en la que estaba mal visto que las mujeres bebieran alcohol el público. Pero la versión más probable es que este cóctel fuera inventado en 1972 por Robert Butt mientras trabajaba en el «Oak Beach Inn» de Long Island (Nueva York).

Por cierto, este cóctel tiene su propia página web: www.liicetea.com

Long Island iced tea

  • 30 ml de vodka
  • 30 ml de ginebra
  • 30 ml de ron blanco
  • 30 ml de tequila
  • 30 ml de triple seco
  • 60 ml de sour mix
  • 60 ml de refresco de cola
  • hielo
  • 1 rodaja de limón

Agitar bien todos los ingredientes en la coctelera y servir en un vaso con hielo, añadir la cola (lo justo para que le dé color y simule el aspecto del té) y decorar con la rodaja de limón.

Si no se dispone de sour mix se puede utilizar una mezcla a partes iguales de zumo de limón y sirope de azúcar (o almíbar).